Ago 222011
 

17 de Agosto termina la manifestación. Unos cuantos compas nos quedamos en Sol comentado un poco lo sucedido, algunos actuamos de respeto por increpancias entre peregrinos e indignados, son pequeños roces pero no sucede nada grave. Viendo que la cosa no va a más decido marcharme, para ello busco a Marco e Irene que se encuentran cerca de la Carrera de San Jeronimo y me dice que esperemos un poco que Roque y Marisol han ido a por algo de comer.

Cuando de repente, sin esperarlo la policía empieza a aparecer y a cerrar la calle, no dejan entrar a “NADIE” a Sol. nos quedamos enfrentre de ellos viendo a ver que sucede, de repente la cosa se tensa un poco, un matrimonio que quiere pasar es empujado contra el suelo, la gente abuchea, se está calentando el ambiente. Aparecen más compas de Fuenla y la gente va consiguiendo que la policía retroceda hasta poco antes del Museo del Jamón. Estamos allí un rato y empiezan a aparecer lecheras y columnas de policías bien armados, la gente se empieza a dispersar. En ese momento estoy con Santy y decidimos bajar a Sol para ver lo que sucede por alli.

Lo que ven nuestros ojos no se puede explicar bien con palabras, vemos como todas las calles están cortadas por la polícia, solo nos han dejado un acceso libre, vemos gente correr, decidimos sentarnos en el suelo. La policía nos rodea, pero de momento no sucede nada. De repente en la C/Carretas sucede algo, se oyen gritos, gente correr y vemos como se llevan a dos chicas detenidas hacia la C/Alcala, Santy y yo nos acercamos lo máximo posible. La policía no deja avanzar. Tengo a mi izquierda un chaval con una camara de video que quiere pasar para grabar lo sucedido, el polícia le pide la documentación, y el le dice que primero se identifique como polícia, en ese momento giro la cabeza a mi derecha y veo como un hombre mayor está protestando muy cerca de un policía de que el tiene derecho a pasar en lo que el polícia le responde con un empujón que le tira al suelo, yo me giro hacia él, la gente grita insultos hacia el madero, y…. de repente escucho “AHORA” por parte de un policía me giro y porrazo en la cabeza. no recuerdo bien si fue ese golpe o él siguiente el que hizo que cayera al suelo. Me protegí la cabeza y estuve recibiendo porrazos y patadas. Tenía los ojos cerrados, tenía miedo. En ese momento sentí un impotencia indescriptible, el tiempo se ralentiza durante un instante y notas cada golpe en los brazos, en la espalda, cada patada en las piernas, me están pegando quien se supone que me tiene que defender, en eso oigo “VAMOS HIJO DE PUTA, LARGO DE AQUI”, abro los ojos y salgo corriendo y me apoyo en la cristalera de un bar porque estaba algo mareado.

La gente me coje, me mete dentro del bar, un chaval me acompaña al baño, me mira las heridas, me sirve de apoyo para subir las escaleras, arriba me siento, me dan hielo para la cabeza, la gente me pregunta por mi estado,en ese momento Isa me llama por telefono, quedo con ella y otros compis en Atocha; pero me doy cuenta que no encuentro a Santy, le llamo por telefono, lo tiene apagado!! Con todo el miedo en el cuerpo salgo a buscarle, no le encuentro, la gente de la calle me sigue preguntando por mi estado. Decido ir hacia Atocha, en el camino recibo muchisimas llamadas de apoyo de los compas, es increible. Entro a Atocha y para sorpresa y alegria para mis ojos me reecuentro con Santy (él también estaba superpreocupado), nos fundimos en un abrazo.

Jose daniel me lleva a urgencias para hacer un parte de lesiones, creo que estuvimos cosa de 3 horas alli.

El Viernes Esther y Santi me acompañan al Juzgado de Guardia a poner la denuncia, alli me dicen que ojala más gente denunciará este tipo de actos, pero desgraciadamente se quedará en archivos.

En resumen, hasta entrar en aquel bar, sentía miedo, indignación, rabia, pero fue en ese preciso momento en que unas cuantas manos me introdujeron dentro del bar, mi sentimiento fue cambiando, me senti arropado por gente que nunca habia visto antes, el cariño, la comprensión, el apoyo de tod@s mis compas no tiene nombre.

La indignación es la que me hace estar en este movimiento, la rabia es la que me hace no dejarlo, el miedo es momentaneo, sabiendo que contamos con el arma más poderosa que existe “LA UNION”, nosotros somos un solo ser, si tocan a uno nos tocan a todas. Y es precisamente ése el miedo que tienen los que nos golpean, piensan que pueden romper esta unión como si fueramos un juguete y no lo somos, somos cabezas pensantes que con la lucha pacifíca estamos demostrando que vamos a cambiar las cosas, que conseguiremos nuestros objetivos. Somos muchas personas, no estamos solas y luchamos por algo tan justo que es dificil pensar que no lo vamos a conseguir porque unos pocos estén muy comodos donde están.

Somos el pueblo, nuestras armas son la unión y el cerebro, no podrán pararnos, no podrán con nosotros, porque EL PUEBLO UNIDO JAMÁS SERÁ VENCIDO!!!

Más información:
Vídeos e información sobre el 17 de agosto
Dudas frecuentes a la hora de denunciar

Print Friendly, PDF & Email
Share

Lo siento, ahora mismo los comentarios están cerrados.