Feb 292012
 

En Fuenlabrada, la mesa para votar estará en Loranca

ver plano

¿De quién es el agua?


El agua no es mía o tuya. El agua es de todos y no pertenece a nadie. Es un procomún. Por tanto, las cosas que son nuestras debemos cuidarlas entre todos. Ese es el motivo por el que se crean las empresas públicas. Pero los gobernantes de la Comunidad de Madrid, un puñado de personas, se han creído que pueden decidir vender una empresa pública sin preguntar a nadie, como si esa empresa pública fuera una empresa privada y los dueños fueran ellos.

Esperanza Aguirre y su número dos, el vicepresidente Ignacio González, presidente del Canal de Isabel II, están decididos a vender el 49% del Canal, que gestiona el ciclo integral del agua para los 6 millones de personas de la Comunidad Autónoma de Madrid.

Yo creo que la venta de cualquier recurso público está fuera de discusión pero, aún dispuestos a cometer tal tropelía, somos esos 6 millones de madrileños los que debemos decidirlo. No va a ser así. Ni siquiera existe una manera legal de recoger firmas y detenerlo, pues las iniciativas legislativas proceden a nivel estatal y a nivel municipal, pero no a nivel autonómico.

A pesar de eso y en ejercicio del derecho a pataleo, el 4 de marzo se va a realizar una consulta popular en toda la Comunidad, impulsada por la Plataforma Contra la Privatización del Canal y apoyada en las asambleas populares del 15M. Hay ya 100 mesas preparadas y se espera poder llegar a las 300 o 400.

No es vinculante en vertical pero sí en horizontal. Me explico. El resultado de esta consulta no fuerza a la Comunidad de Madrid a detener el proceso de privatización, pero sí fuerza a todos los consultados a preguntarse si quieren que se privatice su agua. Y hay mucha gente que no se ha hecho esa pregunta. Durante las dos semanas previas al 4 de marzo tendrá lugar una campaña de información, por lo que esperemos que se hable mucho del tema.

El pasado miércoles 8 de febrero tuvo lugar una rueda de prensa previa a un acto sobre “la lucha contra la privatización en la gestión del agua”. A ella acudimos dos medios. Creo que la otra periodista era de EFE. Yo estaba allí porque estoy escribiendo un reportaje para el próximo número de Madriz. En cambio, en el acto propiamente dicho, había tanta gente que se desbordó la sala del Ateneo, no había sillas para todos y ni siquiera había sitio para sentarse en el suelo.

El caso de Italia

Renato di Nicola, del Foto Italiano del Movimiento por el Agua, dijo más tarde que en España parecía repetirse el mismo comportamiento que en Italia: los medios silenciaban el problema del agua mientras la población se volcaba a defender lo suyo.

En Italia se privatizó el agua sin contar con los italianos. Pero ellos, en cambio, tienen un proceso abrogativo de leyes, si se recogen las firmas necesarias. Primero consiguieron 1.700.000 firmas acreditadas para poder convocar un referendum. Para que el resultado de la consulta sea vinculante, han de ir a votar el 50% más uno del censo. A pesar de que el poder hizo campaña para que no se fuera a votar y los activistas no consiguieron ni un solo minuto de televisión -el tema estuvo absolutamente censurado- fue a votar el 57% de la población, de los cuales el 96% dijo no a la privatización. 27 millones de personas dijeron no me vendan mi agua.

¿Cómo hicieron para que la gente conociera el referendum y se concienciara del problema, si los medios de comunicación lo silenciaron? Imprimieron miles de banderolas azules que los italianos colgaban de sus ventanas. Cuando un vecino se asomaba al balcón, miraba el balcón de su vecino y se enteraba de que algo pasaba. 27 millones de italianos diciendo que el agua es de todos, o no es de nadie, pero en ningún caso es de esa empresa que se lleva un 7% de ganancias repercutidas en el coste de la factura, haya o no beneficios.

A pesar del poder abrogativo del pueblo italiano, los gobernantes no remunicipalizaron la gestión del agua. Se hicieron los sordos. ¿Qué están haciendo los italianos? Han comenzado una campaña de “obediencia civil”pagarán las facturas del agua menos el 7% destinado a lucrar a la empresa privada que la gestiona.

 

Fuente: Elena Cabrera en su blog bajo licencia CC by-SA.

 


Más información

Print Friendly, PDF & Email
Share

Lo siento, ahora mismo los comentarios están cerrados.